Fuente: Remontada Blanca

Tres puntos y una jornada menos para ganar la Liga

13 de abril de 2024

Ancelotti LA LIGA Real Madrid Tchouameni Vinicius Jr

Autor:
Emilio Gracia


Trabajada victoria del Real Madrid ante un correoso Mallorca. Un gol de Tchouaméni, el mejor jugador sobre el terreno de juego, deja la Liga a tiro de piedra para los blancos, que ya piensan en la batalla de Mánchester

Tchouaméni celebrando el único tanto del partido. Imagen Real Madrid

Con la resolución de la eliminatoria contra el Mánchester City en la mente de todos y la necesidad de ganar para no sembrar dudas de última hora en el torneo de la regularidad, Carlo Ancelotti tiró de rotaciones para refrescar al líder de la Liga en la siempre complicada salida para visitar al correoso Mallorca. Cinco cambios hizo el italiano en el teórico once titular: Lucas Vázquez y Nacho fueron las novedades en defensa, Modric en el medio campo y Brahim y Joselu en la delantera. El guion del partido fue el esperado, con los blancos llevando el peso del encuentro y los bermellones saliendo con rapidez a base de balones largos.

El plan del Real Madrid en la construcción del juego estaba claro, con Tchouaméni en la contención, Modric moviendo los hilos,  Belligham con libertad por delante y Valverde pegado a la banda derecha. Los primeros compases del juego pusieron de manifiesto que el duelo iba a ser trabajado y poco atractivo de ver. Brahim, como de costumbre, salió  juguetón, realizando varias incursiones por el carril del diez con el balón pegado  a los pies partiendo desde la divisoria. Prácticamente era el único que encaraba.

Las defensas se imponen

El primer tercio del partido se jugó sin que nadie cometiese un error. Las pizarras se imponían al talento a la espera de que el paso de los minutos y el desgaste sacase a relucir la calidad de los jugadores.  Los guardametas pasaban por meros espectadores hasta que en el minuto 30 un remate de cabeza de Raíllo a la salida de un córner obligó a Lunin a tirarse abajo para despejar el esférico.

El partido se animó merced a una gran conducción de Tchouaméni rompiendo líneas en medio campo, concluida por Belligham con un espectacular disparo con efecto desde la media luna que hizo temblar el larguero. El juego de los de Ancelotti se elaboraba por el centro sin que los laterales corriesen la banda y buscasen los remates de Joselu, que bajaba al medio campo de vez en cuando para entrar en contacto con el cuero y no quedarse frío.  Los primeros cuarenta y cinco minutos acabaron con la certeza de que era necesario subir las revoluciones para llevarse de la isla el tesoro de los tres puntos.

Segunda parte

La salida desde el banquillo de Vinicius para hacer ejercicios de calentamiento fue recibida con pitos desde las gradas, mientras Bellingham probaba otra vez desde lejos a Rajkovic. La segunda ocasión del Real Madrid en la reanudación dio en el centro de la diana. Tchouaméni, el mejor de los blancos y del partido, conectó un zapatazo desde lejos que se envenenó por un toque de Morlanes para acabar besando la red. El 0-2 estuvo a un tris de llegar con un chutazo de Brahim tras un gran pase de Modric. El croata movía los hilos del equipo con soltura filtrando peligrosos balones a la zona de tres cuartos. Una combinación entre Luka, Joselu y Brahim debió acabar en gol de no ser porque el malagueño dudó entre definir de primeras o intentar zafarse del portero.

Piernas frescas

Aguirre movió el banquillo dando entrada al ídolo local Abdón Prats, y Ancelotti respondió metiendo a Vinicus y Camavinga por Brahim y Bellingham. El brasileño fue recibido con música de viento por parte del público que llenó Son Moix. Sus dos primeras carreras a punto estuvieron de finiquitar el partido. Al brasileño se le veía motivado.

La sentencia la tuvo Valderde con un derechazo a bocajarro tras una espectacular jugada de Vinicius que se fue de González a la velocidad de la luz. Darder rozó el empate con un zapatazo a bote pronto desde veinticinco metros que obligó a Lunin a dar lo mejor de sí. El ucraniano ya pisa el terreno de los grandes guardametas obligados a intervenir poco y muy bien.

En el tramo final del partido Camavinga tomó los mandos de la nave que ya divisa el puerto de La Liga, apoyando a Tchouaméni en la contención, y a Modric en la elaboración. El balón de oro 2018 fue sustituido por Carvajal en medio de una gran ovación. Militao entró en el 89 para reforzar a la zaga en el bombardeo final bermellón por alto y amarrar tres puntos importantísimos, con dieciocho en disputa, que permiten tocar la Liga con la yema de los dedos. Ahora toca pensar en la batalla de Mánchester en la Liga de Campeones.

Ficha técnica

Mallorca: Rajkovic; Maffeo (Radonjic min 77), Gio González, Raíllo, Nastasic, Lato; Morlanes (Mascarell min 59), Samú Costa (Darder min 59); Antonio Sánchez (Abdón Prats min 59), Dani Rodríguez (Larin min 85) y Muriqi.

Real Madrid: Lunin; Lucas Vázquez (Miliato min 89), Nacho, Rüdiger, Mendy; Tchouaméni, Valverde, Modric (Carvajal min 85), Bellingham (Camavinga min 61); Brahim (Vinicius min 61) y Joselu.

Goles: 0-1 Tchouaméni min 48;

Árbitro: Sánchez Martínez. Amonestó a Raíllo, Miriqi por parte del Mallorca, y a Lunin por parte del Real Madrid.

Emilio Gracia

BUSCAR

ENTRADAS RECIENTES

CATEGORÍAS

ETIQUETAS